Comparte

En los post anteriores de Aceptar Me, hemos indagado sobre la aceptación de nuestras emociones y sentimientos ante acontecimientos que percibimos como desagradables. Y en el post Aceptar Te, descubrimos el poder de la ley de espejo para poder incursionar en la aceptación de lo que nos molesta de los demás. Una vez pasado por ambos ejercicios, estamos listos para el último. Aceptar – Nos

¿Pero qué significa esto?

Las relaciones nacen de la interacción entre dos personas, es el encuentro de dos mundos, dos maneras de pensar, dos maneras de sentir, dos experiencias pasadas y dos deseos de vida. Hacer conciencia de que la relación es un ente ajeno a nosotros, donde ambas partes aportamos lo mejor que podemos desde donde vivimos, de acuerdo a lo que sentimos, pensamos y deseamos. Eso representa estar constantemente en contacto con lo que se crea en el momento presente, las relaciones están vivas y solo suceden en el Aquí y Ahora.

Cuando hemos pasado por aceptar lo que sentimos y lo que percibimos, será mas fácil aceptar las relaciones.

Cuando nosotros estamos en una relación donde existen heridas, dolores, ilusiones rotas y expectativas no cumplidas, estamos en realidad viviendo esa relación solo en nuestra cabeza con información de como nos hemos sentido en el pasado, eso no tiene nada que ver con la relación sino con nosotros.

Si somos capaces de darnos cuenta de ello y aceptar que lo que duele esta dentro de nosotros, entonces estaremos listos para dar el gran paso hacia la aceptación de nuestra relación.

Voy a poner una metáfora.

Imagina que vas por un camino sin ruta y que no conoces, en realidad tampoco tienes un destino solo sabes que deseas andar por allí. Puede ser que te caigas por haber tropezado en un agujero que no viste y te hayas hecho daño. Tienes dos opciones: Sentarte a llorar y lamentar la existencia de agujero (que no creaste tu) y que tampoco es culpa del camino. Tambien puedes levantarte y seguir lamentando la caída durante el resto de la ruta, desaprovechando la oportunidad de ver nuevos paisajes, del fresco del aire o del suave y cálido sol. O la otra opción, es darte cuenta que el agujero estaba allí y que simplemente te dice que prestes atención para poder evitarlo mas adelante, pero sin miedo, tan solo atento.

Lo mismo es una relación, no sabemos hacia donde irá, ni tampoco sabemos como estaremos mas adelante, simplemente sabemos que estamos eligiendo esa relación porque es nuestra decisión. Darnos cuenta de las heridas que se producen y aprender de como eso nos da información sobre nosotros y de como nos relacionamos en el camino, con la relación, es parte de conocernos y de la vida.

Como suelo incluir en todos los post, la importancia de la atención. Donde ponemos la atención ponemos nuestros pensamientos y donde están nuestros pensamientos están nuestros sentimientos y donde están nuestros sentimientos esta nuestra vida. Así que para ello te voy a invitar a realizar el próximo ejercicio para que explores alguna relación que te cuesta aceptar.

  1. Elige una relación que te produzca incomodidad, sufrimiento o dolor emocional.
  2. Esa relación te genera una emoción o sentimiento. ¿Cuál es?
  3. Escribe mas detalladamente que es lo que te produce esa sensación. ¿Qué pensamientos están detrás de esa emoción?
  4. Escribe a que actitudes con esa persona te llevan esos pensamientos. ¿Cómo sueles comportarte con esa persona cuando conectas con lo que piensas y sientes?
  5. Esas actitudes solo muestran como te defiendes de lo que sientes, es decir, lo que no deseas sentir. Culpas a esa persona de tu sentir y le haces responsable. Aquí tienes dos opciones. A. Creer que esa persona tiene que cambiar para tu sentirte diferente o B. Cambiar tus pensamientos con respecto a esa relación que es importante para ti. ¿Cuál eliges? Si eliges la primera (A), te invito a llamarme o leer nuevamente los otros dos post. Si eliges la segunda (B) continua con el ejercicio.
  6. ¿Qué pensamientos te acercarían a esa persona? ¿Como deseas que sea esa relación? ¿Que depende de ti?
  7. ¿Qué puedes cambiar para hacer de esos pensamientos una acción?
  8. Te invito a tomar un respiro y a darte cuenta de que como te sientes en esa relación es tu elección.

Vivir las relaciones en PRESENTE, es la única manera que tenemos de ACEPTAR, de ACEPTARNOS.

Recuerda que estamos en esta vida para experimentar, para aprender y para conocernos. Las relaciones nos ayudan a indagar sobre nuestros miedos y nuestros deseos. No permitas que sean tus miedos los que rijan tus relaciones, sino tus deseos. Haz conciencia de que esos deseos son solo tuyos por lo que no puedes poner la expectativa en ninguna otra persona, solo en ti.

La coherencia entre lo que queremos, lo que pensamos y lo que hacemos está en nosotros.

Espero te haya servido y que esto te ayude a ir cambiando tu sentir en tus relaciones.

Gracias por leerme, gracias por permanecer.

Me encantará leer tus comentarios. Si te pareció util este u otro post, te animo a compartir.

Namasté

Mariana

 

 

Abrir chat